The Wedding Board

Va de Blanco

No hay nada tan especial como entrar a un mundo paralelo sin tener que viajar largas distancias. Va de Blanco es justo eso, una experiencia que se antoja ideal para encontrar otros amores entre telas, encajes Belgas, paillettes, tejidos, capas y vestidos que abren un mundo de posibilidades para quien busca romper las reglas, apostar por lo diferente y ser verdaderamente original. Escotes, faldas, acentos de color, cientos de capas de tul... el universo de encuentros sorpresivos no tiene límites.

Esta boutique de novias lleva la esencia de México en sus raíces, pero se adorna con lo mejor de culturas de cada rincón del mundo, haciendo un recorrido por la estética de la India, Rumanía, Australia y mil destinos más. En Va de Blanco nada es casualidad; todo tiene un propósito, una historia, el contenido ideal para que esa búsqueda y ese vestido tan especial se convierta en algo aún más entrañable.

Conocí Va de Blanco y me enamoré, de esa casona en la colonia Roma, me enamoré de las texturas, los terciopelos y las perlas... de cada rinconcito y de esos diseños, que en serio, no dejan indiferente ¡a nadie!

-Melissa Lara.
(THE Wedding Journalist)

The Wedding Board Vestidos de Novia

The Wedding Board Mexico City

Red de Colaboración

No hay nada tan especial como entrar a un mundo paralelo sin tener que viajar largas distancias. Va de Blanco es justo eso, una experiencia que se antoja ideal para encontrar otros amores entre telas, encajes Belgas, paillettes, tejidos, capas y vestidos que abren un mundo de posibilidades para quien busca romper las reglas, apostar por lo diferente y ser verdaderamente original. Escotes, faldas, acentos de color, cientos de capas de tul... el universo de encuentros sorpresivos no tiene límites.

Esta boutique de novias lleva la esencia de México en sus raíces, pero se adorna con lo mejor de culturas de cada rincón del mundo, haciendo un recorrido por la estética de la India, Rumanía, Australia y mil destinos más. En Va de Blanco nada es casualidad; todo tiene un propósito, una historia, el contenido ideal para que esa búsqueda y ese vestido tan especial se convierta en algo aún más entrañable.

Conocí Va de Blanco y me enamoré, de esa casona en la colonia Roma, me enamoré de las texturas, los terciopelos y las perlas... de cada rinconcito y de esos diseños, que en serio, no dejan indiferente ¡a nadie!

-Melissa Lara.
(THE Wedding Journalist)

Cotizaciones / Informes