The Wedding Board

rodrigo garcia

Nuestros recuerdos nos forman. Cuando miramos hacia atrás, no vemos todo lo que sucedió, solo las imágenes que se nos quedaron grabadas. Me encanta la idea de crear y congelar esas imágenes en el tiempo, pero vistas desde otra perspectiva, desde fuera. Por eso me encanta mi trabajo. Tengo la oportunidad de entregar esas imágenes, esos cuadros, a las personas para que puedan ser transportadas a esa hora y decir "qué increíble día", "¿recuerdas eso?", y verse en la imagen, para que vean su vida como cuadros de una película.

Eso es lo que quiero lograr con mi trabajo. Espero que cuando la pareja vea sus fotos se sientan tan emocionados y felices como si todo estuviera sucediendo de nuevo. No se trata de capturar cada detalle, sino de las emociones y los momentos que surgieron en la boda, esa es la parte difícil. Porque los recuerdos son así, más que una imagen bonita, son un momento increíble. Y si soy capaz de capturar ese increíble momento de la mejor manera posible, entonces estaré satisfecho y sé que la pareja también lo estará.

Creo que las bodas, ya sean religiosas o no, son una celebración de posibilidades que se unen. Cuando realmente piensas en las posibilidades de encontrar a esa persona con quien compartir tu vida, te das cuenta de lo afortunado que eres de que sucedió. Si quieren fotos que muestren su personalidad de una manera creativa pero verdadera, entonces estoy seguro de que haremos un gran equipo.

The Wedding Board Foto y Video

The Wedding Board Ciudad de México

Nuestros recuerdos nos forman. Cuando miramos hacia atrás, no vemos todo lo que sucedió, solo las imágenes que se nos quedaron grabadas. Me encanta la idea de crear y congelar esas imágenes en el tiempo, pero vistas desde otra perspectiva, desde fuera. Por eso me encanta mi trabajo. Tengo la oportunidad de entregar esas imágenes, esos cuadros, a las personas para que puedan ser transportadas a esa hora y decir "qué increíble día", "¿recuerdas eso?", y verse en la imagen, para que vean su vida como cuadros de una película.

Eso es lo que quiero lograr con mi trabajo. Espero que cuando la pareja vea sus fotos se sientan tan emocionados y felices como si todo estuviera sucediendo de nuevo. No se trata de capturar cada detalle, sino de las emociones y los momentos que surgieron en la boda, esa es la parte difícil. Porque los recuerdos son así, más que una imagen bonita, son un momento increíble. Y si soy capaz de capturar ese increíble momento de la mejor manera posible, entonces estaré satisfecho y sé que la pareja también lo estará.

Creo que las bodas, ya sean religiosas o no, son una celebración de posibilidades que se unen. Cuando realmente piensas en las posibilidades de encontrar a esa persona con quien compartir tu vida, te das cuenta de lo afortunado que eres de que sucedió. Si quieren fotos que muestren su personalidad de una manera creativa pero verdadera, entonces estoy seguro de que haremos un gran equipo.

Cotizaciones / Informes